Archivo de la etiqueta: tensiómetro semiautomático

Información sobre el tensiómetro semiautomático. Es un tensiómetro de tipo digital, pero que nosotros bombeamos el aire hacia el brazalete, no se hace de forma automática.

Foto de un tensiómetro digital y su brazalete

El tensiómetro digital

Sin duda, el tensiómetro digital es hoy en día el más adecuado para un uso doméstico. Su principal ventaja respecto al tensiómetro aneroide es su facilidad de uso, que lo hace adecuado para todo tipo de pacientes.

Con este tipo de tensiómetro, no se determinan las tensiones máximas y mínimas auscultando con un fonendoscopio, si no que el propio dispositivo toma las lecturas mediante unos sensores en el brazalete. En la mayoría de los casos, basta con colocarse el brazalete, presionar un botón, y esperar a que el dispositivo nos muestre los resultados.

Mujer usando un tensiómetro

Mujer tomándose la tensión con un tensiómetro digital automático

Funcionalidades de un tensiómetro digital

Como se trata de un dispositivo digital, y que por lo tanto funciona con un microprocesador, es muy fácil el poderle añadir funcionalidades adicionales que nos pueden ser de utilidad.

Veamos algunas de estas funcionalidades habituales que nos ofrecen los tensiómetros digitales:

  • Medición del pulso. Nos muestra la cifra de pulsaciones por minuto a qué palpita nuestro corazón.
  • Repetición de la lectura y cálculo de la media. Muchos tensiómetros digitales, hacen la lectura dos o tres veces consecutivas, y el valor que nos ofrecen de la lectura es el cálculo de la media de las distintas lecturas. De esta forma se consigue un resultado lo más real posible.
  • Indicador de hipertensión o hipotensión. Nos alerta si la lectura que nos ha hecho está fuera de los rangos recomendados, ya sea por arriba o por abajo.
  • Detector de arritmias. El dispositivo es capaz de detectar determinados ritmos anómalos del corazón (no cualquier arritmia, pero sí algún tipo), y en caso de detección nos avisa.
  • Almacenamiento de lecturas previas. Dispone de una memoria interna donde se almacenan las últimas lecturas, con lo que podemos comparar los resultados actuales con las lecturas de los últimos días, y ver cuál es la evolución de la lecturas.

Automáticos o semiautomáticos

Una primera clasificación de los tensiómetros digitales, nos hace diferenciarlos en según si son automáticos o semiautomáticos.

Esta diferencia la marca quién da la presión al brazalete. Los automáticos, es el mismo dispositivo el que bombea aire para hinchar el brazalete. En cambio los semiautomáticos, siguen con el clásico sistema de perilla, y somos nosotros quiénes controlamos la presión del brazalete con la pera. Aunque depende del modelo, lo normal es que la bajada de presión se haga de forma automática mediante una válvula electrónica.

Tensiometro Digital semiautomatico

Tensiómetro Digital Semiautomático, vemos el display digital, pero vemos que tiene también la clásica perilla para bombear el aire

Verdaderamente el hecho de tener que bombear manualmente el aire, es una tontería que no aporta ningún tipo de complejidad. Pero quieras que no, el aparato en sí ya pierde parte de la gracia que es la comodidad de simplemente apretar un botón y esperar a que te de los resultados.

Es por esta razón, que la mayoría de la gente que compra un tensiómetro digital, se decanta por el automático respecto del semiautomático.

A nivel de precios, existe una cierta diferencia siendo un poco más baratos los semiautomáticos, pero la verdad es que es muy leve, por lo que según mi punto de vista, el ahorro no compensa. Por lo menos, pienso que el motivo del precio no debe ser determinante a la hora de decantarse por un tensiómetro digital.

Pensad que incluso en los automáticos encontramos de todos precios… Por ejemplo si nos fijamos en los tensiómetros automáticos de la marca Omron (calidad asegurada) en Amazon, donde encontraremos los mejores precios, podemos encontrar:

Personalmente si estás decidido por comprar un tensiómetro digital, yo te recomiendo que te decantes por uno de tipo automático.

De brazo, de muñeca, de dedo…

Tensiómetro automático de dedo

Tensiómetro automático para tomar la medida en el dedo, de la marca Lumiscope

La otra gran clasificación de los tensiómetros, independientemente de si son automáticos o no, es el lugar donde el dispositivo nos va a tomar la medida, siendo los más habituales los de brazo, muñeca y de dedo.

Tensiómetro de muñeca

Tensiómetro automático de muñeca, Omron R2 se puede encontrar sobre los 36€ en Amazon.es

Los de dedo o muñeca, ofrecen una mayor comodidad a la hora de tomarnos la tensión arterial, especialmente los tensiómetros de dedo. Pero CUIDADO, tened en cuenta lo siguiente:

Existen numerosos estudios que concluyen que la mejor localización para hacer la medición de la presión arterial es la parte superior del brazo, por ejemplo (Pickering et al., 2005). Esto es debido a que a medida que nos vamos separando del corazón, las arterias son cada vez más pequeñas, y por lo tanto la presión sanguínea es más alta. Entonces en los casos de tomar la medida en antebrazo, muñeca o dedo, los valores que obtendremos tienen una importante tendencia a ser superiores a la presión arterial real. También es interesante, en este sentido, una guía de la Emergency Nurses Association de Diciembre de 2012 (en inglés) [PDF].

A lo mejor hay quien valora más la comodidad de la lectura que la precisión en los resultados, pero pensad que no es un aparato que estemos usando todo el día, sino que a lo sumo, lo usaremos un par de veces al día… Por un par o tres de minutos que tengamos que colocarnos el brazalete, digo yo que no nos pasará nada!  Y a cambio obtendremos unos resultados más fiables y reales.

También es cierto que estos aparatos, especialmente los de calidad como el caso del Omron R2 de la foto de arriba, tienen en cuenta este factor que comentábamos del aumento de presión, y los resultados que ofrecen ya han sido extrapolados para ofrecer la lectura lo más la equivalente posible a la del brazo.

Resumen

Como resumen, hemos visto que un tensiómetro digital por un lado puede ser: automático o semiautomático. Por otro lado, también los podemos clasificar dependiendo de donde se toma la medida, pudiendo encontrar tensiómetros de brazo, tensiómetros de muñeca y tensiómetros de dedo.

Como recomendación final, yo personalmente me quedo con el tensiómetro automático de brazo, por ser el que ofrece una mayor comodidad de uso y dentro de los digitales, las lecturas más precisas.

Os he puesto también ejemplos de precios de este tipo recomendado, de la web de Amazon:

Espero que esta guía sobre los tensiómetros digitales os haya sido gustado, y sobretodo os haya sido útil! Si tenéis alguna duda más sobre este tema, podéis dejar un comentario aquí abajo del artículo, e intentaré darle respuesta.

Y si te ha gustado esta entrada, puedes compartirla en las redes sociales con los botones de aquí abajo! ;)